Miércoles, 18 de diciembre de 2013

Sin duda alguna es la parte más espectacular de toda la saga Harry Potter. Y es que la búsqueda de Orocrux le lleva a Harry, Hermion y Ron a aparecer y desaparecer al tiempo que son buscados por el ministerio de Magia. Harry debe destruir todos los Orocruxes para poder destruir a Voldemore.

En esta parte de la Saga, Voldemore, que ya lo vimos en El Misterio del príncipe aunque fuese de pasada ya que sólo fue enseñado cuando en una de las ocasiones, cuando el Señor Oscuro se mete en la mente de Harry. Espectacularmente interpretado por Ralph Finess, que también interpretara al Ger Comandan nazi, descubrimos a un Voldemort en todo su explendor en el que en la primera parte presiona a Señor Olivanders para que le de información de la Varita de Sauco, que era una de las tres reliquias de la Muerte, junto con la piedra de la resurección y la capa de invisibilidad.

Tras la primera parte donde consiguen incluso destruir un Orocrux, Harry consigue alfin saber cómo destruir a Lor Voldemort. Y en su cometido le acompañarán algunos antiguos amigos de Howards y también de fuera del castillo. Una de las novedades es que La Varita de Harry Potter que se había roto ha sido reemplazada, pero ésta vez con la varita de Drack Malfoy, ya que, según Olivanders La varita Elige al Mago y ésta cambió su lealtad cuando Harry desarmó a Draco.

Al final una sorpresa inesperada, y alguna decepción, ya que Howards se convierte en un fortín cuya defensa provoca numerosas bajas sobre todo de conocidos de Harry, Ron y Hermion. También descubriremos si finalmente el amor platónico que cada uno siente por el otro termina conviertiendose en amor real y pueden comenzar algo realmente bonito o quedó sólo en éso, en amor platónico.

Sea como fuere Las Varitas de Harry Potter son determinantes para la trama de la película: la varita de Bellatrix, la de Voldemort, la Varita de Sauco, la de Draco y un largo etcétera.


Publicado por trendinggoogle @ 19:46
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios